Lo que cualquier niño sueña


Ni si quiera puedo ser consciente del tiempo que he pasado vagando por el horizonte, buscando por los rincones de mi corazón herido, acompañado únicamente por el sayo roto de mi alma, que ni si quiera termina por cubrirme.

Así, me encuentro, sentado a la orilla de los sentimientos, sintiendo al viento soplar tras de mi, empujándome hacia el abismo, incitándome a saltar y acabar con todo….

-¿Por qué estos pensamientos ahora?, ¿Tengo que decidirme ya?, tanto tiempo dándole vueltas, no soporto más ésta espera…

Cierro los ojos y levanto la cabeza, para inspirar ampliamente, para permitir que penetre en mi la mayor cantidad de aire y de vida posible, oxigeno que me ayude a pensar, y a cada segundo que lo hago, se renuevan los pensamientos, las ilusiones, los imposibles……

Abro los ojos, y mis pupilas se llenan con los recuerdos de las suyas, como lunas de cristal, relucientes, brillantes…..hermosas.

Y sin saber ni cómo, ya estoy alzando mi brazo hacia ella, con la ilusión del niño que por primera vez observa una luna llena, y sabe que es tan, tan hermosa, que sólo desea poseerla, y guardarla en su habitación para verla todas las noches, pero tengo miedo, mi luna es frágil como el nácar, y no quiero, no soportaría, que al cogerla, se escurriera entre mis temblorosas manos, y que se rompiera en mil pedazos, volviéndose impalpable como la ceniza.

¿Por qué todo me lleva a ti?, el firmamento es sólo un gran desierto, y las estrellas pequeños oasis luminosos, atractivos si, pero nimios a tu lado, eclipsados permanentemente por tu belleza plateada, y parece que todo lo que existe, sean meros vehículos que me han de transportar hacia mi destino, cada paso que doy, lo hago por arrimarme un poco más a ti, por acercarme, por sentirte, porque me sientas tuyo….

Pero si poco a poco tú mi luna, me olvidas y no me acoges, dejaré de quererte, o al menos habré de hacerlo, sueño como un niño, vivo como un niño, te deseo para mis noches de alcoba, y para mis días, como lo hacen los infantes, pero yo, ya no soy ese niño….. Y ese dolor, me hará dejarte de querer, poco a poco, y si me olvidas, no me busques más, yo te habré olvidado, y encontrarás a la orilla de mis sentimientos, la sombra que he dejado, y el ulular del viento a mi espalda, removiendo las impalpables cenizas, que habrán quedado de mi ardiente corazón rojo, y los restos de mi alma…

Y mis brazos, se alzarán con el viento, removiendo el aire como las banderas, mientras me encuentre sentado, a la orilla de cualquier oasis, echando raíces, buscando en la tierra el capricho de amor que me has negado, y mientras viva, ni mis brazos, ni mi cabeza, se volverán a alzar, porque a ti luna no soportaría verte en los brazos de otro niño.

Pero si tú también sintieras la flor que a cada momento se enciende en mi corazón, la que no necesita el sol para vivir, si no la belleza que tú irradias. Si tú también la sientes, ten por seguro que, mientras un ápice de vida me quede, levantaré la vista hacia tus lunas de cristal, alzaré mis brazos para cogerte, y jamás permitiré que te escurras de ellos. Porque cada día y cada noche, porque cada hora y cada momento, me harás ser el único niño que consigue su deseo.

Un comentario sobre “Lo que cualquier niño sueña

  1. Es siempre un placer leer tus relatos, Mirlowe, siempre sugestivos y cargados de emociones que logras transmitir muy bien.
    Gracias por seguir leyendo mi blog y espero que los exámenes estén concluyendo bien.
    Un abrazo.
    Leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s