Y así nació un sentimiento


Cuentan las viejas leyendas, que cuando el mundo aún no había sido pintado con los colores de todos los sentimientos, la juventud se acercó a la experiencia, y con la osadía que le caracteriza, le preguntó descaradamente:

-Tú que todo lo has vivido, dime; ¿cómo nació el amor?

A lo que la experiencia sonriendo, sólo le supo decir:

– Estate atenta juventud, que esta es la historia que quieres escuchar:

Contaba una vez la sabiduría
que en el amor por cobardía
más fácil era perder, y no arriesgar
que arriesgarse a poder amar

Así fue que un buen día
alzo su voz la valentía:
– Mi mano has de tomar
Pues tu haces al mundo girar

Que ellos no te guíen en tus sueños
Que no se conviertan en tus dueños
¡Taínos son!, envidia, temor y locura.

Así la esperanza había hallado
Cuando sin notarlo fue abrazado
Por los sentimientos con dulzura

Y de ese abrazo, juventud, nació el amor, y la razón por la que es tan bonito, y tan complejo nuestro compañero sentimiento, a la vez padre y retoño de todos nosotros, ha sido el único que siempre nos acompañará, gracias a él nacemos, por el vivimos y muchas otras veces morimos.

Así que cuando te lo vuelvas a encontrar, no lo dudes, y abrázale fuerte para que de ti nunca logre escapar.

Que el amor puede esconderse en cualquier parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s